Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-settings.php on line 232

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class wpdb in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-includes/wp-db.php on line 49

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-includes/cache.php on line 36

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Object_Cache in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-includes/cache.php on line 403
Hipoteca y divorcio | Divorcios Separacion Tu Divorcio Internet Divorciate

Hipoteca y divorcio

By divorcio separacion | Mayo 13, 2007

hipoteca divorcioAlrededor de cien mil divorcios se producen cada año en España. La división de las propiedades, económicamente hablando, es la parte más compleja del proceso porque se deben incluir todos lo bienes y todas las obligaciones o deudas. Este conflicto personal puede agudizarse en el caso de que los cónyuges hayan suscrito conjuntamente una hipoteca.

¿Qué ocurre con el crédito cuando una pareja que comparte una deuda bancaria de esa índole decide separarse? ¿Qué pasa con el piso? ¿Quién asume la responsabilidad del pago de los plazos? Las posibilidades son múltiples. Todo depende de cada acuerdo de divorcio. No obstante, si los dos miembros de la pareja figurarán como propietarios en las escrituras y en el registro se trataría de lo que se conoce como un inmueble en copropiedad o un bien pro indiviso; es decir físico, no divisible.

Evidentemente, al haber al menos dos propietarios del mismo bien ambos ostentan unos derechos sobre el mismo. Bien es cierto que también puede ser que uno de ellos pretenda quedarse con el piso y el otro prefiera venderlo a un tercero para hacerse con el dinero en metálico, por ejemplo.

Lo complicado es ponerse de acuerdo, pero si se consigue se puede allanar mucho el camino. Una buena solución es que uno de los cónyuges venda al otro su parte. Para evitar problemas es recomendable efectuar siempre una tasación previa seria, para establecer un precio real y de mercado del inmueble. En este caso la persona que esté dispuesta a quedarse con la casa habrá de pagar a su ex pareja, deduciendo lo que quede por pagar de la hipoteca. Además, deberá afrontar los costes registrales y, si es preciso, la ampliación del crédito.

Una vez iniciados los trámites legales de la separación, la pareja tendrá que conseguir la modificación de régimen económico del matrimonio cuando esté sujeto al régimen de gananciales. Este cambio se obtiene mediante un documento notarial de mutuo acuerdo, las capitulaciones matrimoniales. En situaciones de litigio se efectuará a través de sentencia judicial firme, en convenio regulador. 

Proporción de las cuotas
Mientras no se dicte la sentencia de separación, ambos cónyuges deberán seguir pagando los recibos a partes iguales. 

Si no hay acuerdo, se aplica el llamado “Actio Communi Dividendo”, que supone interponer una demanda ordinaria en el juzgado, que, atendiendo al valor de la finca, establecerá judicialmente la proporción de las cuotas de cada uno de los propietarios y, si es preciso, la adjudicación de la misma.

Si se produce esta última circunstancia, los tribunales disuelven el régimen matrimonial de gananciales y luego ordenan la liquidación del patrimonio conjunto, tras el cual se reparten tanto los bienes como las deudas, incluida la hipoteca.

Pero este procedimiento, que puede dilatarse mucho en el tiempo, puede acarrear que al final el piso pueda acabar en subasta pública tras ser embargado por la entidad financiera con la que en su día se suscribió la hipoteca. Por tanto, como reza el dicho popular, en este tipo de asuntos “más vale un mal acuerdo que un buen pleito”.

Por otro lado, es bastante frecuente que las sentencias de divorcio se pronuncien sobre las denominadas cargas del matrimonio, que se componen de la suma de los gastos estimados para hacer frente al ritmo de vida de la familia, teniendo en cuenta el régimen económico que hasta la separación existía entre los cónyuges. Este convenio regulador adjudica a uno de los dos la propiedad de la casa y el crédito.

Cambio de titular
A partir de ese momento uno de los cónyuges se subrogará el préstamo. Comienzan entonces los trámites necesarios para efectuar un cambio de titularidad, es decir, habrá que llevar al Registro de la Propiedad las modificaciones pertinentes. En la escritura de compraventa figurará una anotación en la que aparezca un único deudor y un único titular.

La titularidad única debe registrarse también cuando uno de los cónyuges le compre al otro la parte del piso que compartían hasta la separación. Este proceso acarrea costes similares a los de la contratación inicial de una hipoteca: comisión de apertura, nueva tasación del inmueble y tasas registrales por la modificación de escrituras.Repsol.

correo@divorcio-separacion.com

Topics: DIVORCIO-SEPARACION.COM, DIVORCIOS, VIVIENDA |

2 Responses to “Hipoteca y divorcio”

  1. medivorcio
    14:25 on Mayo 18th, 2007

    escribo este comentario desde mi nokia n95 felicidades por web movil divorcio

  2. miguel
    11:55 on Febrero 15th, 2009

    ola que tal ,pois bueno ya soy directo es que tengo 2 preguntas sobre convencio de mutuo acordo ,1º pencio alimenticia de hijos un tine 14 ,el otro va ha cumplir en maio ahora2009 18,pero que pone en el convenio pagar hata tener la independenizacion economica ( QUE EDAD ES ESTA),2º ES SOBRE LA HIPOTECA PAGO TODA LA HIP.MITAD COMO HIP.LA OTRA COMO PENCIO COMO ME QUEDO YO( VIVO EN NA CALLE)SE PUEDE ACER UN ACUERDO DESPUES DE LA CENTENCIA SI ELLA ACEMPTA

Comments