Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-settings.php on line 232

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class wpdb in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-includes/wp-db.php on line 49

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-includes/cache.php on line 36

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Object_Cache in /home/accide53/public_html/divorcio-separacion.com/wp-includes/cache.php on line 403
Separacion Marroqui Sentencia | Divorcios Separacion Tu Divorcio Internet Divorciate

Separacion Marroqui Sentencia

By divorcio separacion | Noviembre 9, 2007

sentencia separacionDivorcio Separacion. Continuando con nuestra anterior noticia publicamos otra Sentencia referida a una Demanda de separación entre esposos de nacionalidad marroquí. El artículo 107 del Código Civil reenvía a la legislación del Reino de Marruecos como derecho aplicable, y requiere a la parte que ejercita la acción la acreditación del contenido y vigencia de ese derecho extranjero, por los medios de prueba admitidos por la ley española…..

PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia núm. 1 de Fuengirola dictó sentencia de fecha 29 de junio de 2004, en los autos de Juicio de Separación de los que este rollo dimana, a la que correspondió el siguiente fallo: “Que debo acordar y acuerdo la Separación conyugal del matrimonio formado por Dª. Ariadna y D. Diego , decretando los efectos reguladores del mismo siguientes: 1.- Se otorga el uso y disfrute del domicilio conyugal, sito en AVENIDA000 , El Majadal NUM000 de Fuengirola, al esposo. 2.- La guarda y custodia de las hijas menores del matrimonio, Andrés y Jose Miguel , se otorga a la madre, siendo la patria potestad compartida. El padre podrá tener a sus hijas en su compañía tres tardes a la semana, rigiendo, en principio el acuerdo entre ambos progenitores, y en su defecto, los martes, miércoles y jueves de 18′00 a 21′00 horas. Visitas que se realizarán en el Punto de Encuentro de Málaga adscrito a los Juzgados de Familia, y bajo supervisión de persona encargada al efecto, y que sólo será viable si en el referido Punto de Encuentro ello es posible; en el caso de que no lo sea, se estará a las visitas previstas anteriormente. 3.- En relación con la contribución a las cargas de la familia, el marido habrá de contribuir al levantamiento de las cargas familiares con la cantidad de 200 euros mensuales, pagadores por anticipado, dentro de los cinco primeros días de cada mes, en la cuenta corriente o libreta de ahorro que al efecto designe el receptor. Dicha cantidad se actualizará anualmente, con efectos de primero de enero de cada año, en proporción a las variaciones que experimenten los índices de precios al consumo, según el Instituto Nacional de Estadística u organismo que le sustituya. Todo ellos sin expresa condena en costas.”.

SEGUNDO.- Notificada la sentencia, se interpuso por el demandado recurso de apelación del que, admitido a trámite en ambos efectos, se dio traslado del mismo a la parte actora y Ministerio Fiscal, ambos presentando escritos de oposición. Seguidamente se libró oficio remisorio de los autos y escritos a la Ilma. Audiencia Provincial, para resolución del recurso de apelación interpuesto.

TERCERO.- Recibidos los Autos en este Tribunal el día 29 de noviembre de 2004, se acordó la formación del correspondiente rollo, que se registrara el mismo, y habiéndose evacuado el trámite de instrucción correspondiente se tuvo por partes al apelante, apelada, y al Ministerio Fiscal, estimándose no necesaria la celebración de vista. Finalmente, ya turnado de ponencia y dado traslado de Autos y Rollo para instrucción por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, una vez devueltos los mismos, por Providencia de fecha 27 de diciembre de 2004 señalose fecha de estudio y deliberación. La Sala se constituyó en sesión deliberatoria el pasado día 3 de febrero del año en curso, previamente a ella notificándose a las partes, a los pertinentes efectos de recusación, el cambio del Ponente, por razón de baja por enfermedad del anteriormente designado, no mostrando oposición la parte apelante, apelada, ni Ministerio Fiscal, de donde en la tramitación de este recurso han quedado observadas todas las requeridas formalidades legales correspondientes a los de su clase. Actuó como Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. JOSÉ CALVO GONZÁLEZ .

Se aceptan los antecedentes de hecho de la sentencia apelada.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Limita la defensa técnico-jurídica del apelante los motivos en el que articula la solicitud de estimación de su recurso a la vulneración del art. 107 CCv. en relación con el art. 9.2 del mismo texto legal, considerando que la infracción deviene de no haber aportado la actora al procedimiento el correspondiente Certificado de Ley, preceptivo para los casos en que los cónyuges tengan la misma nacionalidad, que al presente caso es la marroquí. De adverso, la oposición al recurso estima inoperativa la mencionada prescripción, siendo que en la vigente regulación del precepto se permite a la parte actora optar por la aplicación del la ley española. El Ministerio Fiscal, finalmente, insta asimismo la desestimación del recurso remitiendo al Fj. Primero de la resolución apelada, expresivo del ajustamiento a derecho y corrección hermenéutica de las razones que justifican la aplicación de la ley española aun cuando ambas partes ostenten la nacionalidad marroquí.

SEGUNDO.- Ha de comenzar la Sala señalando que por tratarse en esta litis de una demanda de separación entre esposos de nacionalidad marroquí, es lo cierto que prima facie el art. 107 CCv. reenvía a la legislación del Reino de Marruecos como derecho aplicable, y asimismo que el art. 12 CCv. requiere a la parte que ejercita la acción la correspondiente acreditación del contenido y vigencia de ese derecho extranjero, por los medios de prueba admitidos por la ley española. Ello no obstante, resulta conveniente, como así ha hecho el juzgador de instancia, atender también a la circunstancia del domicilio conyugal, quienes poseen común residencia habitual en la localidad de Fuengirola, pues el art. 769.1 LEC, en relación con el art. 22.3 LOPJ, entiende que la residencia común de los litigantes en España al tiempo de la interposición de la demanda de separación conyugan determina la competencia de los Tribunales españoles. Con todo, no se allanaría por completo la interpretación favorable a la lex civilis fori del domicilio frente a la ley nacional común, sin proceder a atender igualmente a la razonable oportunidad de introducir la excepción del art. 12.3 CCv., si de la eventual aplicación de la ley extranjera se llegara a vulnerarse el orden público, tomado éste como conjunto de principios, públicos y privados, políticos, socio-económicos, morales y hasta religiosos que, como parámetros de la realidad normalmente vivida y apreciada conforme a criterios colectivos vigentes, son tenidos como absolutamente obligatorios para la conservación de una sociedad en cada determinada época. Criterio con refrendo jurisprudencial, así en STS 5 de abril de 1996, pero cuya interpretación ha de ser siempre prudencial y restringida al objeto de evitar que resulte al cabo inasequible la aplicabilidad de legislaciones foráneas o ejecutabilidad de resoluciones dictadas por tribunales extranjeros.

TERCERO.- En todo caso, tampoco cabe obviar que la legislación sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España (LO 4/2000 de 11 de enero y LO 8/2000, de 22 de diciembre), en cuanto confiere a éstos los que para los nacionales del Reino de España figuran el el Tít. I de la CE de 1978, resitúa la cuestión en términos que exceden cualquiera posibles restricciones de derecho procesal o sustantivo relativas a lo dispuesto por el art. 107 CCv., siendo así que la actora claramente ha optado por la aplicación del ordenamiento jurídico español, lo que por lo demás concuerda con una conducta jurídico-institucional aceptante puesta de relieve en haber acudido a la forma civil de matrimonio, celebrado en Fuengirola, e inscribirlo en el Registro Civil (doc. 1 de la demanda), e igualmente por haber procedido a la inscripción en el mismo de los hijos habidos de aquél.

CUARTO.- A todo lo anterior, debe añadir la Sala dos precisiones. Una de carácter legal, determinada por la modificación operada en el núm. 2 del art. 107 CCv por la LO 11/2003, de 29 de septiembre, en la que se determina la ley aplicable en los supuestos de separación y divorcio, habilitando al demandante para la elección de la ley procesal española; reforma que en su Exposición de Motivos, conteniendo criterio interpretativo general, trata de solventar las dificultades que, con mención específica a las mujeres musulmanas, a veces encuentran las mujeres extranjeras para solicitar y emprender procesos de separación o divorcio. La otra es de carácter jurisprudencial y va referida en específico a la eventual falta de acreditación por la demandante sobre el contenido y vigencia del derecho de su país, entendiendo que sólo desde una interpretación rigorista, incapaz de ponderar las orientaciones de sentido conflictivo, sería posible sacrificar el conocer sobre la cuestión de fondo por falta de acreditación probatorias, muy al contrario entendiendo (así STC de 11 de febrero de 2002, recurso 4061/1998, sobre tema laboral) que habría de procederse a una inversión de la carga probatoria, correspondiendo ésta a la parte demandada, más cuando la demandante en ningún momento había hecho invocación de otra legalidad que la española, resultando ello conforme a lo prevenido por los art. 12.6 CCv. y 282 LEC, además de lo establecido en el art. 282 de la citada LEC. En igual sentido y jurisdicción habíanse pronunciado las SSTS (Sala Social) de 22 y 25 de mayo de 2001, señalando que la no invocación de derecho extranjero por quien debía hacerlo no puede determinar defraudar la norma de conflicto, sin que la sola invocación de la norma de conflicto por la parte demandada quepa equipararla a invocación de norma extranjera. Ex abundantia, SSTS (Sala Primera) de 16 de julio de 1991, 31 de diciembre de 1994 y 25 de enero de 1999, desarrollan la distinción entre normas de conflicto, aplicables ex officio, en virtud de las cuales se concreta el derecho aplicable a una relación jurídica controvertida, y la prueba del Derecho extranjero, en cuanto a su vigencia, contenido, entidad y aplicación, que aunque bien pueda ser averiguado por el juzgador, apelando a los existentes mecanismos previstos en convenios internacionales (v. gr.: Convenio Europeo de Londres, de 7 de junio de 1968, sobre información de derecho extranjero, contemplado en el Protocolo adicional hecho en Estrasburgo de 15 de marzo de 1978, y Convención Interamericana sobre prueba e información del derecho extranjero hecho en Montevideo el 8 de mayo de 1979), ciertamente constituye fundamental carga probatoria de quien lo alega. Finalmente, representa una conducta procesal inconsistente el que por parte del demandado, quien ha tenido una presencia inusual en el incardinamiento de los planteamientos de defensa de las diversas direcciones jurídico-técnicas que le han asistido, y hasta en el modo de postularse a través de personación procesal, determinando la renuncia de varios Letrados y Procuradores de los Tribunales, no arguyera el argumento que ahora esgrime durante la tramitación de las medidas provisionales (Auto de 1 de abril de 2003) que se adoptaron mediante acuerdo (art. 771.3 LEC) y conforme a la ley material española.

QUINTO.- Ex officio esta Sala advierte, sin necesidad de acudir a la vía prevista en los art. 214 y 215 LEC que las expresiones “contribución a las cargas de la familia” y “contribuir al levantamiento de las cargas familiares”, empleadas en el mencionado Auto de medidas provisionales y reiteradas en la Sentencia de 29 de junio de 2004, ha sido erróneamente utilizadas, ya que el concepto de cargas de la familia o cargas familiares, en la referencia que en el art. 90 C) CCv se hace a ellas, proceden y se incardinan a atender las obligaciones patrimoniales asumidas constante matrimonio, donde se incluyen gastos con financieras, hipotecarios o de otra clase, los cuales pesan y gravan el haber conyugal precisamente como consecuencia de la adquisición del domicilio conyugal u otros bienes. Nada consta al respecto en las actuaciones, y sí no obstante de acuerdo a la papeleta de demanda el que se halla solicitado la cantidad de 200 euros mensuales en concepto de pensión de alimentos para las dos hijas mayores. Se subsana, pues, así y aquí, el equívoco que comportaría mantener la dicción más arriba transcrita, debiendo entenderse lo resuelto por la instancia como referido a pensión de alimentos. Asimismo, individualiza el montante de ésta la Sala por mitades iguales entre las dos hijas menores, Andrés y Faiza ACLI, del obligado a su prestación.

SEXTO.- En atención a todo lo precedente fácilmente se colige la improcedencia en la revocación de la resolución recurrida, la desestimación del recurso de apelación probado contra la misma, y la imposición de las costas que hubieren sido causadas en la presente alzada, de conformidad en ello a lo dispuesto por los arts. 398 y 394.1 LEC.

Vistos los preceptos citados y demás de legal y oportuna aplicación.

FALLAMOS

Que con desestimación del recurso de apelación probado por la Procuradora los Tribunales Dª. María Inmaculada Trevilla Vives, en nombre y representación de D. Diego , contra la sentencia de fecha 29 de junio de 2004 del Juzgado de Primera Instancia núm. 1 de Fuengirola, dictada en los autos de referencia, debemos CONFIMAR Y CONFIMAMOS la resolución recurrida, con las advertencias que figuran al numerado cuarto de la fundamentación de la de esta Sala; y todo ello con expresa imposición al recurrente acerca de las costas procesales que hubieren podido devengarse en esta alzada.

Notificada que sea la presente resolución, contra la que no cabe recurso ordinario alguno, una vez firme, remítase testimonio de la misma, en unión de los autos principales, al juzgado de instancia interesando acuse de recibo.

Topics: JURISPRUDENCIA, DEFENSA JURIDICA, DIVORCIO-SEPARACION.COM, DIVORCIOS |

Comments